The End of the (Fashion) World as We Know It

FOTO: Modelos David Prost y Juno Mitchell después del show de Marni durante la Semana de la Moda de Milán Otoño / Invierno 2020-2021 | Fuente: Getty Images

Un nuevo renacimiento sería un rayo de esperanza ¿no?

 La naturaleza es inexplicable. Por eso amamos a David Attenborough. Filma los misterios y nos deja preguntándonos. La naturaleza es algo inexorable. ¿Porque me encuentro tanto pensando en el cangrejo de herradura? Es conocido como un “fósil vivo”, porque el cangrejo de herradura tiene al menos 450 millones de años de edad, precediendo a los dinosauros. Y aún así, prospera. O prosperaría si su sangre rica en cobre no fuese tan utilizada como herramienta para la “identificación de las endotoxinas bacterianas para aplicación médicas”. La medicina está siendo aplicada, por supuesto, por los representantes de la especia H. Sapiens, los únicos sobrevivientes del género Homo. (Les remito al libro Sapiens de Yuval Noah Harari que clarifica como el destino cambio a nuestro favor).

El H. Sapiens podría tener 300.000 años. Es difícil seguir el ritmo porque el estudio de datos de fósiles es ajustado constantemente. Pero como puede atreverse a aplaudir este pobre cangrejo de herradura. Hay un juego que me encanta hacer: comprimir toda la historia del mundo dentro de 12 horas. Con esta cronología, la humanidad como la conocemos aparece en los dos últimos segundos, y la Era Antropocéntrica — palabra con la que etiquetamos todos los sucesos ocurridos desde el principio de la revolución industrial de 1792 — aparece en el último décimo de segundo. Ahora bien, deleita tus ojos con el naufragio causado por el H. Sapiens durante este subliminal instante. El cangrejo de herradura, feliz en su coexistencia con su ambiente desde hace eones, podría ser el testigo principal del juicio contra la exuberancia de nuestra especie.

Todo empezó con la noción de dominio. Hay mucha gente para jurar por (y sobre) la Biblia Inglesa (King James Bible), en la cual se leen estas palabras: “Y dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y ejerza dominio sobre los peces del mar, sobre las aves del cielo, sobre los ganados, sobre toda la tierra, y sobre todo reptil que se arrastra sobre la tierra.” El mismo sentimiento resuena en otras expresiones de instituciones de fe humana ¿Interpretas “dominio” como la guardia del cangrejo de herradura, de cada otra cosa viva, cada pedazo de flora y fauna del planeta? ¿O lo ves como una invitación abierta a utilizarlos y abusarlos?

 Covid-19 ni siquiera era un rayito en el ojo de Gaia cuando los diseñadores estaban trabajando en sus colecciones Otoño/Invierno 2020. Su gran tema era el cambio climático, un senario que, a largo plazo, crea un desafío mucho más peligroso para la supervivencia de las especies que el Covid-19 (aunque una pandemia crea una amenaza inmediata mucho más mediática que el derretimiento del hielo de Antártica). Piensen que el mayor problema de la moda antes de la embestida del Covid-19 era: sustentabilidad.

Está íntimamente conectado con el tiempo: tiempo que pasa, tiempo que se acaba, tiempo perdido. La tiranía del tiempo, tan inquietante como el enorme péndulo que atravesaba el escenario del “men’s show” de Gucci, tan implacable como el neón metrónomo calculando las rotaciones del carrusel en cual Alessandro Michele presentó su “women’s show”. Creó el tiempo circular. El adulto volviendo a su misma infancia. Francesco Risso lo desaceleró completamente por su “men’s show” para Marni, antes de darle vuelta para su presentación femenina, con brocados tejidos sobre telares venecianos diseñados por Leonardo. Marc Jacobs transformó el tiempo en un frenético sprint moderno. Nicolas Ghesquière lo estiró teatralmente a través de los siglos para Louis Vuitton. Y Demna Gvasalia hizo del show de Balenciaga una cronología distópica, desde los incendios e inundaciones hasta el eclipse total.

Vean este reconocimiento de la conexión umbilical entre moda y tiempo como un esfuerzo para subrayar la relevancia de la moda, como esta representa un elemento substancial en el tejido de la cultura. The Costume Institute en el Metropolitan Museum está haciendo exactamente eso en su próximo espectáculo. Durante los shows en Paris, hubo una conferencia de prensa acerca del tema del tiempo: Moda y vigencia, moda como continuidad, pasado mezclado, presente y futuro.

Esta nota es una traducción, para leer la original AQUÍ

FUENTE: BUSSINESS OF FASHION

ESCRITO POR: TIM BLANKS

FOTO: Modelos David Prost y Juno Mitchell después del show de Marni durante la Semana de la Moda de Milán Otoño / Invierno 2020-2021 | Fuente: Getty Images

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email